zeper

logo zeper

QUALITY | 3 MIN

¿Cómo desplegar Quick Response Quality Control (Parte 1/2)

El despliegue de Quick Response Quality Control no es tan sencillo y para que el despliegue de QRQC tenga éxito hay que asegurar que todo el sistema se sustenta en los siguientes 4 pilares

QRQC

Según NPW (Nissan Production Way), el primer punto en la implementación de QRQC es asegurarse de que los operadores realmente detengan la línea cuando detecten una anomalía. Esto implica dar a los operadores, por un lado, criterios para identificar anomalías y defectos y, por otro lado, los medios para comunicarlos in situ. Aunque tradicionalmente el operador tiraba de una cuerda, hoy en día, para parar la línea es suficiente con presionar el botón de parada. Respecto a la comunicación históricamente se ha realizado a través de luces Andon, no obstante, en la actualidad la digitalización de las fábricas también ha modernizado este aspecto con avisos y notificaciones al correo.

Una vez el operario y el supervisor han establecido rápidamente las contramedidas necesarias para que el problema no se propague al siguiente proceso, se recopila información sobre el problema. Con esta información el supervisor junto con los departamentos de soporte analiza los datos, identifica las causas fundamentales de las anomalías, y establece las contramedidas inmediatas, visualizando y compartiendo información según sea necesario para este propósito.

La siguiente infografía, traducida del NPW, da una idea del QRQC en funcionamiento:

Quick Response Quality Control

Sin embargo, el despliegue de Quick Response Quality Control no es tan sencillo y para que la implementación de QRQC tenga éxito hay que asegurar que todo el sistema se sustenta en los siguientes 4 pilares:


  • Organización en 3 niveles
  • Disciplina
  • Estándares de trabajo y herramientas
  • Ciclo de Deming – PDCA

Organización en 3 niveles

Como comentábamos al inicio de esta guía de Quick Response Quality Control, el objetivo del QRQC es que cada problema sea abordado por las personas más cercanas a él y en el nivel más bajo posible de la jerarquía organizativa. Y con abordar nos referimos a detectar y comunicar y, si es posible, resolver el problema. Sin embargo, debemos tener en cuenta que una vez que se identifica un problema de calidad, la atención inmediata debe centrarse en la contención para evitar cualquier impacto adicional en la producción y la satisfacción del cliente. Esa, junto a la comunicación y la recogida de información es la principal función del primer nivel del control de calidad de respuesta rápida (o QRQC a tiempo real).

Contenido el problema, el siguiente objetivo es realizar un extenso análisis de causa raíz (RCA) para reconocer los orígenes fundamentales del problema y evitar la repetición de este. Esta es la principal función del segundo nivel de control de calidad de respuesta rápida. Sin embargo, es probable que la incompleta visión del proceso y negocio o la acotada capacidad de toma de decisiones (dada su jerarquía en la organización) impidan a este QRQC de nivel 2 cerrar por completo el problema y se vean obligados a derivar la resolución de este a instancias superiores (QRQC de nivel 3).

Es por este motivo que se puede decir que QRQC impulsa una estructura organizativa de 3 niveles y un proceso de escalado: desde la línea de producción, al nivel de equipo o taller, y a todo el nivel de la planta.


  • QRQC Nivel 1: Línea
  • QRQC Nivel 2: UAP (Unidad Autónoma de Producción).
  • QRQC Nivel 3: Fábrica

El objetivo de esta estructura es que los problemas se escalen hacia arriba cuando no pueden ser resueltos por un nivel. De ahí que los integrantes de un nivel tengan mayor peso jerárquico en la organización que los del nivel inferior y que los temas tratados sean más complejos.

Nivel

¿Qué?

¿Quién?

¿Cuándo?

¿Por qué?

1 – Línea

Detención de la línea y revisión de problemas diarios tratados por las líneas según reglas de reacción. Recoger y registrar toda la información relevante acerca del problema.

Operador de línea junto con el líder de línea o supervisor

En el momento en que se detecta el problema.

Ofrecer una resolución del problema en las primeras 24 horas

2 – UAP

Revisión de problemas diarios, reclamaciones de cliente y TOP3 problemas no resueltos en QRQC N1

El supervisor/es y las funciones de soporte de la UAP.

Diariamente

Ofrecer una resolución del problema en 1-2 semanas

3 – Fábrica

Revisión de reclamaciones de cliente y problemas escalados de N2.

Gerente de Planta, Gerente de. Producción, Gerente de Calidad y funciones de Soporte a Fábrica

Semanalmente

Ofrecer una resolución del problema

Disciplina

Al igual que en el resto de las iniciativas de mejora continua, la disciplina es uno de los pilares de Quick Response Quality Control. Como ya hemos mencionado, la asistencia y constancia en las reuniones de QRQC es innegociable, por lo que sí o sí debemos:

  1. Hacer del QRQC una prioridad diaria:

Para que QRQC sea más eficaz, debe convertirse en un evento de rutina que ocurra diariamente a la misma hora. Al emplear el sistema de manera constante, se pueden aprovechar los detalles históricos de reuniones anteriores, lo que permite una evaluación y resolución de problemas más precisas. Esta uniformidad refuerza una forma proactiva y contundente de responder rápidamente a los problemas de calidad y evita que se agraven.

  1. Garantizar la asistencia del personal clave:

Para facilitar una resolución eficiente de problemas, es esencial que los responsables de las áreas donde han surgido problemas estén siempre presentes durante las reuniones del QRQC. Estos individuos deberían tener deberes y obligaciones delineados con precisión y deben llevar a cabo vigorosamente las actividades que inician. Esta responsabilidad fomenta una civilización de autoridad y trabajo en equipo para rectificar los problemas de calidad.

  1. Respetar la cronología y duración de las reuniones:

Para mantener la eficacia de las reuniones del QRQC, es fundamental respetar la cronología y la duración especificadas. Estas reuniones concisas y enfocadas, que generalmente duran 30 minutos, permiten a los equipos abordar los problemas de manera eficiente y sin demoras innecesarias. Respetar la duración asignada estimula la participación dinámica y confirma que las conversaciones siguen siendo productivas.

Del mismo modo, tampoco se puede negociar el hecho de que los operarios, como origen de todo este sistema, tienen la potestad de convocar a cualquier persona que sea necesaria y que ésta debe acudir y actuar rápidamente (de ahí el concepto de “Quick”).

Y es que si la organización no es capaz de lograr inculcar este nivel de disciplina en los miembros que la componen el control de calidad de respuesta rápida no tendrá el efecto esperado. Y, como siempre, esto sólo se logrará si se cuenta con el apoyo y empuje de la dirección y la gerencia.

Descárgate el ebook sobre las Quick Response Quality Control

Artículos relacionados

¿Estás pensando en mejorar a los trabajadores de tu planta?